La primera sesión del 2019 del Club de lectura de los Martes del Ateneu de Sant Just Desvern puso sobre la mesa de disección un libro, publicado originalmente en 1943, al que ya podemos etiquetar como “clásico”, siendo que Paul Auster dijo que fue la obra que le hizo querer ser escritor, que Elia Kazan  dirigió una versión cinematográfica y que cuenta con diversos walking tours, pensados para aquellos turistas que visitan Nueva York y quieren ir más allà de Manhattan.

Lean aquí algunas de las impresiones de los lectores:

·  “para mi encarna la resiliencia que tiene que practicar un ser humano para tirar adelante, para crecer. Tiene una inteligencia intuitiva que la ayuda a vivir en positivo y a sacar lo máximo de ella misma y de su entorno. La sensibilidad que tiene le permite disfrutar de cosas pequeñas pero que la ayudan a vivir“.

· “el libro y la niña tienen un trasfondo de optimismo muy americano. Esta novela escrita por un ruso hubiera sido un dramón

Pueden leer el resto de comentarios y la crónica de la sesión en el blog del club.[sólo en catalán]