La inauguración del año 2018, en el Club de Lectura del Ateneu de Sant Just Desvern, tuvo como protagonista el escritor judío Aharon Appelfeld, fallecido hace justo fa tres semanas. La lectura de Tzili. Historia de una vida (Galaxia Gutenberg, 2013) nos ocupó las semanas navideñas, en una elección (sugerida por Maria Bohigas semanes antes de la luctuosa noticia)

que no va pudo ser más adiente. La novela hizo las delicias de todos los lectores y, además, nos permitió acercarnos a un autor que desconocíamos casi por completo. Y en este punto merece la pena recordar esta entrevista que Emili Manzano hizo a Appelfeld cuando la nostra contaba con un programa de libros como “L’hora del lector”, que podía espaciarse casi una hora charlando con un superviviente del Holocausto, y fugitivo de un campo de concentración, que decidió novelar su experiencia en una cuarentena de obras en hebreo, idioma que no conocía cuando llegó a Israel siendo un adolescente huérfano.

He aquí unos cuantos de los comentarios y reflexiones que se hicieron durante la sesión:

A algunos lectores, Tzili les pareció un personaje ingenuo y frágil, pero otros destacaron, en cambio, la capacidad de aguantarlo todo. El consenso llegó al considerarla alguien a quien salva su propia inocencia salva, quizás porque no termina de ser consciente de todo lo que la rodea. Ante la duda de por qué se hace pasar por hija de una prostituta conocida por todos loe contornos (María), siendo que eso provoca que la azoten campesinas recelosas de las salidas nocturnas de sus maridos, la respuesta es triple: por un lado, para poder esconder su condición de judía; por otro, porque guarda buen recuerdo del personaje, de cuando la había tratado en la tienda de su mamá; y, todavía, porque significa identificarse con una mujer a quien todos aprecian o de quien se habla bien -los hombres! Es una forma de ser reconocida, apostilla alguien. Teniendo en cuenta que es un personaje a quien no quiere nadie, ¡no es poco!” [podéis leer el resto de la crónica en este blog (sólo en catalán)]